LA CIENCIA AL SERVICIO DEL HOMBRE

René Quinton

 

LA CIENCIA AL SERVICIO DEL HOMBRE

 

René Quinton abarcó múltiples campos del conocimiento humano. Su formación humanista y científica, le llevó a ser considerado un sabio, y a través de sus muchas obras, incluidas las inéditas, tuvo una máxima constante “Science de la sensibilité”, es decir, aunó lo material y lo espiritual en un todo armónico.

Además de sus estudios en las áreas de la Biología y Fisiología, fue filósofo, héroe militar, mecenas y divulgador de la aviación, etc., un entusiasta del Humanismo de su tiempo.

“Frente al mundo físico que obedece a unas leyes estables, el evolucionismo nos había acostumbrado a ver la materia viva como una sustancia plástica modificada por el entorno, adaptándose para sobrevivir a las condiciones variables de la tierra”, describía en uno de sus libros. Sin embargo, en 1897, Quinton formula un principio nuevo que -sin negar la evolución- muestra el objetivo final que persigue la vida en todas sus formas. Así, descubre que la vida animal aparecida en el mar, pese a las variaciones a lo largo del tiempo, tiende a mantener las condiciones de sus orígenes. En lugar de obedecer pasivamente a la influencia del entorno, la vida resiste a esas modificaciones. Las formas anatómicas cambian para ayudar a mantener la temperatura y la concentración salina del medio marino original.

Al final, el ser vivo –en cualquier lugar de la escala animal en que aparezca- sigue siendo un auténtico acuario marino, cuyas células continúan viviendo en las mismas condiciones acuáticas en las que vivía la célula primitiva. La enfermedad aparece como una alteración de ese medio esencial. Esta formulación, llevó a Quinton a basar su teoría científica en una premisa universal, que constituyó su terapéutica básica: reconstituir la célula dañada utilizando el agua de los océanos, medio vital cuya mineralización sigue idéntica a nuestro medio interno.

Su obra culmina en 1904, cuando publica el libro “L’Eau de Mer, milieu organique” (El Agua de Mar, medio orgánico) que pone sólidos cimientos y demuestra científicamente las virtudes terapéuticas del Agua de Mar. Por ejemplo, descubrió que “toda alteración de la matriz extracelular altera la

nutrición celular”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


9 × = 54

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>